Cómo mantenerse seguro en una red Wi-Fi pública

Cómo mantenerse seguro en una red Wi-Fi pública

Hoy en día es bastante común que nos encontremos fuera de casa redes de Wifi públicas otorgadas por empresas u otros medios. A quién no le gustaría ahorrar datos o recursos del móvil conectándose a una red wifi totalmente gratuita en cualquier momento.

Sin embargo, conectarse a un wifi abierto puede provocar serios problemas de seguridad. Ejemplo: “Es un día fresco y lluvioso, y decides tomar un café, te aproximas a una cafetería cercana sacas tu computadora portátil y te conectas a la red Wi-Fi. Mientras disfrutas de tu café, inicias sesión y te pones al día con la vida en Facebook. Acercándose al final de tu café, te das cuenta de que no pagaste tu tarjeta de crédito que estás atrasado. Revisas tu saldo en el sitio web de tu banco para asegurarte de que tienes suficiente para cubrir el pago, luego procedes a pagarlo. Tomando lo último de tu café, cierras tu computadora portátil, te pones de pie y sales por la puerta con una sonrisa en la cara”.

Esto puede sonar bastante inocente, pero lo que no sabes, es que el tipo en la mesa al otro lado de la sala también sonríe porque acaba de robarte información de Facebook, tu banco y tu tarjeta de crédito utilizando un ataque de hombre en el medio (MITM).

Entonces, ¿qué puedes hacer para mantenerte a salvo en una situación como esta?

  • Para empezar, no uses el Wi-Fi público para tareas confidenciales, como tu banca y el pago de facturas. Considera usar tu teléfono celular como un punto de acceso móvil ya que esto disminuirá en gran medida el riesgo de esos ataques MITM.
  • Siempre asegúrate de tener los parches y actualizaciones de software más recientes (Windows, Mac, Flash, Java, etc.).
  • Siempre asegúrate de tener un buen programa antivirus / antispyware instalado con las definiciones actuales.
  • Siempre asegúrate de usar HTTPS en lugar de HTTP cuando los sitios tengan esa opción disponible.
  • Siempre asegúrate de que tu cliente de correo electrónico (Outlook, Thunderbird, etc.) esté usando SSL si es compatible con tu proveedor de correo electrónico (si no lo está, considera mudarte a otro host de correo electrónico).
  • Además, al usar Wi-Fi público, asegúrate de que tu firewall esté configurado en Público y también que el uso compartido esté desactivado para redes públicas.
  • Considere el uso de una red privada virtual (VPN). Este es, de lejos, el método más seguro para navegar por Internet, aunque es el más difícil de configurar. Un VPN canaliza el tráfico de Internet a través de una conexión segura y encriptada.

Recuerda, cualquier dispositivo que acceda a internet es vulnerable; no solo computadoras portátiles. Así que piensa dos veces antes de conectarte a una red Wi-Fi aleatoria más cercana.

Si tienes alguna pregunta sobre esto, no dudes en comunicarse con nuestro equipo de soporte, para hacer que tu vida tecnológica sea más fácil y segura.

Neothek ofrece servicios de web hosting, registro de dominios y certificados SSL y diseño de páginas web.

Share This Post On