Parte 1 – Contraseñas seguras y cómo resguardarlas

Proteger contraseñas

Tus contraseñas son la forma más común de probar tu identidad cuando utilizas sitios web, cuentas de correo electrónico o tu computadora (a través de cuentas de usuario). El uso de contraseñas seguras es esencial para proteger tu seguridad e identidad.

Las contraseñas se usan comúnmente junto con tu nombre de usuario. Sin embargo, en algunos sitios seguros también se pueden usar junto con otros métodos de identificación, como un PIN separado y/o información valiosa.

El riesgo de usar contraseñas débiles puede ocasionar que personas inescrupulosas usurpen tu identidad para cometer fraudes y otros delitos, incluyendo:

  • Acceder a tu cuenta bancaria
  • Comprar artículos en línea con tu dinero
  • Hacerse pasar por tu persona en las redes sociales y sitios de citas
  • Enviar correos electrónicos en tu nombre
  • Acceder a la información privada almacenada en tu computadora

Elige la mejor contraseña

Qué debes hacer:

  • Siempre utiliza una contraseña para acceder a cualquier plataforma de control.
  • Crea una contraseña segura, eligiendo tres palabras aleatorias.
  • Usa números, símbolos y combinaciones de mayúsculas y minúsculas para crear una contraseña más segura.

Algunas alternativas, fuertes y rápidas, incluyen las siguientes sugerencias:

  • Elige una contraseña con al menos ocho caracteres (cuanto más largas más difíciles son de adivinar o romper).
  • Utiliza una combinación de letras mayúsculas y minúsculas, números y símbolos. Pero debes considerar que algunos de los signos de puntuación pueden ser difíciles de ingresar en teclados foráneos.
  • Una línea de una canción que otras personas no asociarían contigo.
  • El apellido de soltera de otra persona no cercana.
  • Escoge una frase que conozcas, y toma la primera letra de cada palabra.

Qué no debes hacer:

Para mantener tu seguridad debes evitar lo siguiente:

  • Tu nombre de usuario, nombre real o nombre comercial.
  • Nombres de familiares o mascotas.
  • Tu cumpleaños o cumpleaños de familiares.
  • Equipo de fútbol favorito, son palabras fáciles de buscar con un poco de conocimiento previo.
  • La palabra ‘contraseña’.
  • Secuencias numéricas.
  • Una sola palabra de diccionario común, (son blancos fáciles para los programas comunes de piratería).
    Al elegir códigos de acceso numéricos o PIN, no uses números ascendentes o descendentes (como 12345 o 54321), números duplicados (como 1111) o patrones de teclado fácilmente reconocibles (como 14789 o 2580).

Seguir estos consejos útiles te ayudarán a crear un contraseña segura, evitando cometer los errores comunes anteriormente señalados. Si ya cuentas con una contraseña segura para acceder a tus sitios web, correo electrónico y demás cuentas, el siguiente paso es cuidarlas muy bien para que no caigan en las manos equivocadas, en nuestro siguiente artículo te brindaremos algunos consejos para resguardar tu contraseña.

Neothek ofrece servicios de web hosting SSD, registro de dominios, certificados SSL, correo electrónico, diseño de páginas web y diseño gráfico.

Share This Post On