Protección de registro de dominio con WHOIS privado

Protección de WHOIS

Debido al estado de la economía actual las personas tratan de ahorrar dinero donde sea que puedan, dejando de lado las funciones adicionales o complementarias disponibles para diversos servicios. La costumbre de decir “no” antes de escuchar los detalles de una oferta, puede llevar a que pierdas algunas ventajas que podrían beneficiarte más que perjudicarte.

Un ejemplo perfecto de esto es la protección del registro de dominio, o WHOIS. Existen muchas ventajas y algunos inconvenientes de este servicio los cuales te detallaremos para que puedas tomar la mejor decisión.

¿Qué es la protección del WHOIS?

La privacidad del dominio o protección WHOIS oculta la información personal del registrante del dominio de la base de datos pública WHOIS.

WHOIS es una organización que maneja todos los datos relacionados con el registro de dominios. Todos los datos del registrante se consideran información pública, así como los nameservers y otros datos como las fechas de registro, renovación y vencimiento.

Si conoces un nombre de dominio registrado, puedes ingresarlo en cualquier herramienta de búsqueda de WHOIS en la web para obtener esta información pública. Con la protección de la privacidad de dominio, toda esta información se encuentra oculta.

Esto incluye ocultar tu nombre, dirección, teléfono, correo electrónico y nombre comercial. En su lugar, se muestra un conjunto de información generada por el registrador genérico.

Aquí puedes ver un ejemplo de una respuesta de WHOIS cuando no se tiene el servicio de protección de privacidad:

Este otro ejemplo sí tiene habilitada la protección de WHOIS:

¿Por qué necesitas registro privado de dominio?

Cuando compras un dominio, la ICANN requiere que tu registrador ingrese tu información de contacto como propietario del sitio. A menos que optes por proteger tus datos personales, éstos se harán públicos.

La protección de privacidad de dominio oculta la información personal de contacto de completos desconocidos. Esto es bastante sencillo y es una de las razones más comunes por las que los propietarios de dominios optan por la protección de WHOIS.

Casi todos tienen la capacidad de acceder a Internet, lo que significa que casi cualquier persona podría tener acceso a tu dirección postal, número de teléfono y dirección de correo electrónico. Puede ser una medida especialmente segura para dificultar la obtención de tus datos de personales para evitar un contacto no deseado.

Aquí mostramos cuatro razones por las que deberías considerar pagar por el registro privado de un dominio.

1. Protege tus datos personales

El robo de identidad continúa siendo un problema frecuente, y cada segundo hay una nueva víctima. Hacemos todo lo posible para proteger nuestra privacidad en lo que respecta a la banca, los números de teléfono e incluso la información que compartimos en las redes sociales. La misma precaución debe tomarse con la información de registro de dominio.

Hay suficientes datos en un registro de dominio de WHOIS para que un ladrón hábil u obstinado te comience a causar problemas, o robe tu identidad.

2. Detén las solicitudes no deseadas

La inclusión de la información personal de contacto para tu dominio es una invitación abierta para vendedores, spammers y estafadores. Existen innumerables servicios que recopilan datos de WHOIS para obtener información de contacto, específicamente de sitios web recientemente registrados.

Después del registro de un dominio, comenzarás a recibir llamadas y correos electrónicos sobre servicios de SEO, optimización de contenido, marketing en redes sociales, servicios de correo, asistentes virtuales y más.

Lo peor es que hay estafadores que pueden contactarte contigo cuando tu dominio está a punto de expirar ofreciendo “servicios de renovación” que en realidad no hacen nada para renovar el dominio, o lo transfieren sin tu conocimiento. Ten cuidado con las notificaciones recibidas por correo con respecto a tu dominio, y siempre ponte en contacto con tu registrador actual antes de responder a cualquier solicitud.

3. Protege tu dirección de correo electrónico

Cuando utilizas el registro privado de dominio, tu registrador generalmente crea un alias o una única dirección de correo electrónico que se usa en lugar de la tuya dentro de la base de datos de WHOIS. Esta dirección de correo electrónico no se mantiene constante y se actualizará con bastante frecuencia. Esto se hace para evitar que los spammers envíen correos electrónicos no solicitados.

4. Previene el secuestro del dominio

El secuestro de dominio solía ser un problema grande. Gracias al bloqueo por defecto de las transferencias de dominio por la mayoría de los registradores después de la adquisición, no es tan fácil como antes.

Ocultar tu información personal agrega un obstáculo más al proceso, por lo que es extremadamente difícil para alguien recopilar los datos e intentar obtener acceso a tu cuenta.

Si la protección de privacidad está habilitada, el correo electrónico de autorización de transferencia de dominio se enviará a la dirección de correo electrónico ficticia indicada en lugar de a la dirección de correo electrónico del titular, haciendo que la transferencia falle si no se autoriza.

¿Cuáles son las desventajas del registro privado de dominio?

La protección de la privacidad de dominio puede parecer una opción de sentido común cuando estás configurando un nuevo sitio web. Después de todo, solo estás protegiendo tu información personal y tratando de mantener al margen a las personas que quieren sacar ventaja de tu información púbica.

Aun así, hay algunos inconvenientes a considerar con este tipo de servicio adicional.

1. El costo adicional

Cuando desees protección adicional de un servicio como este, es probable que pagues por ello. Los precios pueden variar mucho de un proveedor a otro, desde unos pocos dólares al año hasta unos pocos dólares adicionales por mes. El costo no está regulado por nadie, por lo que los servicios de registro privado pueden establecer sus tarifas.

2. ¿Es realmente privado?

Puedes pagar para que tu información personal se mantenga privada en el registro de WHOIS, pero, ¿tu proveedor realmente mantiene tu información privada? Es muy posible que tu registrador pueda vender o distribuir tu información de contenido por otros medios.

Asegúrate de revisar la política de privacidad del registrador para confiar que tu información no se comparta ni se divulgue sin tu permiso.

3. Tu información podría seguir siendo pública

El registro de dominio privado se puede configurar en cualquier momento, pero si tu dominio ya se registró sin protección de privacidad, tu información aún puede ser pública.

Hay herramientas disponibles que permiten a las personas realizar búsquedas históricas y encontrar datos de propiedad previamente listados en dominios. Algunas de estas herramientas incluso pueden mostrar registros de transferencia o venta de dominios.

4. Tu reputación puede estar en cuestión

Actualmente, los clientes confían menos en las marcas. Algunos de tus clientes potenciales incluso pueden llegar a verificar la información de WHOIS para comprobar la legitimidad de tu negocio.

Si tienes un sitio web comercial, pero tu información de contacto es totalmente privada, un posible cliente puede creer que estás tratando de ocultar algo. La transparencia puede ayudarte a aliviar las preocupaciones de tus posibles clientes.

5. La protección de privacidad no siempre está disponible

Dependiendo del dominio de nivel superior que elijas, es posible que no puedas configurar la protección de privacidad de dominio. Está ampliamente disponible con la mayoría de las extensiones de dominio con la excepción de .cn, .us, .au, .asia, .eu, .xxx, .cc, .tv y .name.

6. ¿Quién posee el dominio en realidad?

A los ojos del registro (ICANN o CIRA), el individuo u organización que figura como el registrante para el dominio es técnicamente el propietario legal de ese nombre de dominio.

Eso significa que incluso si pagaste el registro, no eres el propietario legal si tu nombre no figura en el WHOIS. Y si alguna vez, existiera una disputa legal sobre la propiedad del dominio, es probable que el registrador pueda salir ganador con su información como propietario del sitio.

Conclusión

No es un requisito, o una necesidad, invertir en la protección de la privacidad del dominio. Aun así, el costo es insignificante cuando se pondera el valor que te ofrece. Si deseas mantener las ofertas a raya y proteger tu privacidad, entonces puede ser una inversión que valga la pena.

Neothek ofrece servicios de registro de dominiosweb hosting, correo electrónico, certificados SSL, diseño de páginas web y diseño gráfico.

Share This Post On