​Lo que todo diseñador web necesita saber

Todos sabemos intuitivamente qué hace lucir mal a un sitio web: demasiados efectos de bordes, iconos e imágenes cursis, diseño recargado. Estos inconvenientes son fácilmente corregidos diseñando con fundamentos de diseño en mente  los mismos principios usados tanto por diseñadores profesionales como por artistas. Los mejores sitios web incorporan forma y funcionalidad. De hecho, los sitios bien diseñados son vistos como más creíbles de acuerdo a un estudio de Stanford y son normalmente más fáciles de usar. A continuación te presentamos los aspectos que todo diseñador web debe saber.

1) Sigue las reglas… casi siempre

En la escuela de diseño, te dan una lista de principios para acatar, asignándole reglas a la belleza de elementos como el fondo, orden y simetría. Pero mientras avanzas, te dicen que rompas las reglas un poco para crear lugares atractivos a los ojos del espectador, mostrando elementos como variedad, tensión y contraste.

2) Usa imágenes e iconos para comunicar siempre que sea posible

Hay algunos iconos universales que la gente reconoce. La lupa (búscar), la casa (página de inicio) y el diskette (guardar) están integrados a tus usuarios ya. Toma ventaja de esos atajos visuales, todas las señales del camino deberían ser reconocidas inmediatamente por ti.

3) Color como elemento de diseño, no como decoración

El color hace toda la diferencia, especialmente ahora que nuestras pantallas mejoran cada vez más en teléfonos y tablets. Es una faceta del diseño que puede ser parte clave de la historia que tu sitio web quiere contar. Usa color para apoyar tu contenido, no para decorar la página. Y a menudo, si usas fotos, los colores en el diseño deben ser cercanos a los de las fotos usadas así tu diseño deja una sensación unificada.

Lo más aconsejables es probar ejemplos de colores con muestras, y la aplicación web Adobe Kuler es una gran manera de jugar con diferentes temas e importarlos a tus herramientas de diseño. Una de las mejores reglas para seguir es usar colores complementarios, lo que es básicamente usar colores cálidos y colores fríos juntos para proveer balance.

4) Elige fuentes que apoyen tu contenido

Existen literalmente miles de fuentes para elegir. Depende de ti mezclar y probar, pero recuerda que la mejor práctica es usar máximo tres tipografías a la vez, una para el titular, otra para el cuerpo principal de texto y otra para cualquier tipo de llamada o menú específico que necesites. A menudo, eso significa usar una sans seriff para el cuerpo y para los titulares puedes hacerte más interesante con una seriff.

5) Ayuda de Otros

Todo bien, ya tienes tus elementos básicos de diseño, con iconos bonitos e imágenes, con una paleta de colores sólida y fuentes divertidas. ¿Qué sigue? Conseguir ayuda de otros, por supuesto. Y no solo personas al azar en la calle, sino críticos constructivos de entre la gente que realmente conoce del asunto, como otros diseñadores/desarrolladores. Eso puede ser fundamental para ir de un buen diseño a uno que realmente destaque. Si nunca has usado Behance para publicar un trabajo en progreso, te recomiendo darle una oportunidad. La comunidad hará más que decirte “agranda el logo”, te darán consejos que pueden hacer la diferencia entre un buen sitio web y uno genial.

Neothek ofrece servicios de Web Hosting , registro de dominios y certificados SSL y diseño de páginas web.

Comparte!

Author: Neothek

Share This Post On