Parte 2 – Contraseñas seguras y cómo resguardarlas

Anteriormente te compartimos algunos consejos para elegir contraseñas fuertes y seguras  para tu sitio web, correo electrónicos o cualquier otra plataforma que necesites proteger, recordemos que las contraseñas son el primer paso para salvaguardar tu seguridad virtual y personal.

Ahora te compartiremos algunos consejos y otras opciones que debes considerar para proteger y administrar tus contraseñas.

Protege tus contraseñas

  • No comentes tus contraseñas a nadie más. Si crees que alguien más conoce tu contraseña, cámbiala de inmediato.
  • No ingreses tu contraseña cuando otros observan lo que estás escribiendo.
  • No se recomienda el cambio de contraseña de rutina, a menos que las cuentas a las que se aplican hayan sido pirateadas, en cuyo caso deben cambiarse de inmediato. Esto también se aplica si se ha pirateado otra cuenta o sitio web para el que usa los mismos datos de inicio de sesión.
  • Usa una contraseña diferente para cada sitio web. Si solo tienes una contraseña, eres un blanco fácil para los delincuentes, ya que al ser descubierta tu única contraseña se podrá tener acceso a todo.
  • No recicles las contraseñas (por ejemplo, contraseña2, contraseña3).
  • Si escribes tus contraseñas en una agenda para recordarlas, cífralas de una manera que te resulte familiar. Una alternativa para anotar contraseñas es usar una caja fuerte con contraseña o caja fuerte en línea. Busca recomendaciones y asegúrate de elegir una caja de contraseñas segura y de buena reputación.
  • No envíes tu contraseña por correo electrónico. Ninguna empresa de buena reputación te pedirá que hagas esto.

El hecho de usar contraseñas diferentes para cada una de tus cuentas puede hacer que sea muy difícil recordarlas. Considera usar una de las muchas bóvedas de contraseñas disponibles en Internet, pero lee las revisiones y obtén recomendaciones.

Bóvedas de contraseñas / Cajas fuertes

Hay varias bóvedas de contraseñas (también conocidas como cajas fuertes de contraseñas) disponibles para tu uso, algunas pagadas, algunas sin cargo. Éstas bóvedas te permiten almacenar todas tus contraseñas en una única ubicación de fácil acceso para que no tengas que recordarlas todas o escribirlas. Simplemente necesitas recordar un conjunto de detalles de inicio de sesión.

Debes leer las reseñas y obtener recomendaciones personales antes de ingresar tus contraseñas en una bóveda de contraseñas. Cualquiera que elijas, cuenta con autenticación de dos factores (2FA) que enviará un código a tu teléfono móvil u otro dispositivo, que debes ingresar al almacén de contraseñas para obtener tu acceso.

Controlando cuentas de usuario

A todos los que usan una computadora se les debe asignar su propia cuenta de usuario para que solo ellos puedan acceder a sus archivos y programas. Se debe poder acceder a cada cuenta de usuario ingresando un nombre de usuario y contraseña para proteger la privacidad de los usuarios. Otras funciones de la cuenta de usuario también pueden configurarse en cuentas de usuario, incluidos los controles parentales (solo Windows Vista y Windows 7).

No uses una cuenta con privilegios de administrador para uso diario, ya que el malware podría asumir derechos de administrador. Incluso si eres el único usuario, configura una cuenta de administrador para usarla cuando necesites llevar a cabo tareas como instalar programas o cambiar la configuración del sistema, y ​​otra cuenta de “usuario estándar” como tu cuenta normal. Por lo que si no inicias sesión como administrador, te pedirá que ingreses una contraseña de administrador cuando instales un nuevo controlador o programa de dispositivo. Puedes administrar cuentas de usuario en el Panel de control de Windows.

Neothek ofrece servicios de web hosting SSD, registro de dominios, certificados SSL, correo electrónico, diseño de páginas web y diseño gráfico.

Share This Post On